Catalan  English  Español  
Inici
Sopa cremosa de alubias con verduras y parmesano: receta de cuchara a la italiana

Sopa cremosa de alubias con verduras y parmesano: receta de cuchara a la italiana

Tenía aguardando en la despensa un paquete de preciosas fabes asturianas desde el final del verano, cuando un familiar me las trajo a modo de souvenir de esa maravillosa tierra. Solo tenía que llegar el frío para disfrutarlas en condiciones, como una reconfortante sopa cremosa de alubias con verduras y parmesano, receta inspirada en la Toscana italiana.

Esta es mi versión de un plato que cualquiera puede adaptar a su gusto, cambiando las verduras o modificando la textura final. La cocción final dependerá del tipo de alubia y de lo frescas que sean, o de si nos gustan más enteras o casi deshechas. Para aportar cremosidad yo trituro parte de las verduras antes de combinar los vegetales con la legumbre, y dejo que cada comensal termine de servirse el queso que quiera en su plato.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Alubias blancas 200 g
  • Cebolla morada o blanca 1
  • Puerro fino 1
  • Diente de ajo 1
  • Apio 1
  • Zanahoria 2
  • Nabo 1
  • Repollo o berza (un pedazo) 70 g
  • Tomate concentrado 15 ml
  • Vino blanco 125 ml
  • Caldo de verduras o agua (cantidad necesaria)
  • Queso Parmesano al gusto
  • Perejil fresco o tomillo
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer sopa cremosa de alubias con verduras y parmesano

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 2 h 15 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 2 h
  • Reposo 10 h

La única "dificultad" de este plato es acordarse de poner a remojo las alubias, preparar todas las verduras y tener paciencia para lograr la cocción perfecta.

El primer paso es colocar las alubias (previamente lavadas, si fuera necesario), en un recipiente grande bien cubiertas de agua fría. En este caso eran bien grandes y las tuve unas 10 horas; si las dejamos más tiempo tardarán menos en cocerse

Escurrir y enjuagar las alubias remojadas. Colocar en una cazuela o una olla grande con un chorrito de aceite de oliva y abundante agua limpia. Llevar a ebullición, reducir el fuego y dejar cocer hasta que estén tiernas. Dependiendo del remojo y la variedad, pueden tardar 90 minutos o unas dos horas.

Mientras tanto lavar y preparar todas las verduras. Picar la cebolla, el puerro y el ajo pelados; pelar ligeramente las zanahorias y cortar en rodajas o medias lunas; retirar los filamentos del apio y picar en cubos pequeños; cortar en juliana la col y trocear el nabo.

Calentar un fondo de aceite de oliva en otra olla grande y pochar la cebolla con una pizca de sal. Añadir el puerro y el ajo, y cocinar unos minutos hasta que estén tiernos. Incorporar la zanahoria y el apio, el concentrado de tomate y dar unas vueltas. Agregar la col y el nabo, salpimentar, añadir el vino y dejar que reduzca.

Cubrir con caldo o agua y dejar cocer unos 30 minutos o hasta que las verduras estén muy tiernas. Vigilar el punto de líquido por si hiciera falta añadir más o dejar que reduzca a fuego vivo los últimos minutos. Triturar una parte para darle textura cremosa.

Incorporar las alubias a la olla de verduras cuando estén al punto deseado. Si le falta un poco, se puede cocer el conjunto a fuego lento unos 15-20 minutos más. Corregir de sal y agregar queso parmesano recién rallado y tomillo o perejil.

Alubias Verduras Pasos

Con qué acompañar la sopa de alubias toscana

Un buen plato de cuchara como esta sopa cremosa de alubias con verduras pide un buen pan de miga consistente para redondear la comida. Si servimos una ración generosa yo no añadiría nada más al menú, solo quizá un yogur natural de postre o algo de fruta ligera y digestiva.

En raciones más pequeñas, como primer plato, podemos montar un menú más completo poniendo de segundo pescado al papillote o carne a la plancha, por ejemplo.

También te recomendamos

Los mejores platos de cuchara de España

El enoturismo no es solo ver paisajes y beber vino: estas rutas por España te sorprenderán

Caparrones coloraos con sus sacramentos, la receta tradicional de cuchara de La Rioja

-
La noticia Sopa cremosa de alubias con verduras y parmesano: receta de cuchara a la italiana fue publicada originalmente en Directo al Paladar por Liliana Fuchs .

Llegir +
La cocina más diversa del mundo en el lugar más convulso de la Historia: así es la gastronomía de Israel

La cocina más diversa del mundo en el lugar más convulso de la Historia: así es la gastronomía de Israel

Shuki Haidu, nuestro guía, no tiene un buen día. Hoy el candidato liberal, Ofer Berkovitch, ha perdido las elecciones del Ayuntamiento de Jerusalén frente al conservador, Moshe Lion, arropado por la creciente población ultraortodoxa de la ciudad, que representa ya el 22 % del censo. El resultado, muy ajustado (solo unos miles de votos de diferencia) augura una nueva regresión religiosa que los judíos más liberales no quieren ver ni en pintura.

Caminamos de su mano al mercado de Mahane Yehuda, en una visita organizada por el festival Open Restaurants, un evento que trata de colocar a Jerusalén en el mapa del turismo gastronómico mundial. El mercado, explica nuestro guía, es el único punto de la ciudad en el que se juntan árabes, judíos seculares, judíos ortodoxos, cristianos, turistas? Una amalgama bastante desconcertante para el recién llegado, que es, en definitiva, la que configura la cultura de la ciudad.

Especias Persas Shuki Haidu, nuestro guía, nos enseña un puesto del mercado de Mahane Yehuda en el que se venden especias traídas de Irán, un país que no tiene relaciones comerciales con Israel, gracias a una familia de judíos de origen persa.

Durante todo nuestro viaje a Israel, que ha durado una semana, hemos preguntado a chefs, guías y vecinos cómo definirían su gastronomía. Hay varias respuestas, pero todas apuntan a lo mismo: no existe tal cosa. Y quizás es esto lo que hace su comida tan atractiva.

Solo entre 1945 y 1951 llegaron a Israel 750.000 refugiados, unos 600.000 de países árabes

Hay, claro, una gran presencia de la tradición culinaria de Oriente Medio, de la cocina árabe, que no olvidemos representa más del 20 % de la ciudadanía de un país construido sobre un territorio que, pese a estar menos poblado, no estaba ni mucho menos vacío (una idea que se repite en muchas explicaciones es que aquello era un desierto hasta que llegaron los emigrantes hebreos).

A esto se suman todas las tradiciones de los judíos venidos de Centroeuropa, Etiopía, el Magreb y el resto del mundo árabe. Solo entre 1945 y 1951 llegaron a Israel 750.000 refugiados, unos 600.000 de países árabes. La población judía del país se duplicó solo un año después de que se declarara la independencia, cuando muchos judíos bien asentados en países como Irak o Irán fueron expulsados de sus hogares.

Horno Gran parte de la gastronomía de israel es de origen árabe.

No hay que olvidar, además, que tras la desintegración de la URSS Israel vivió una tercera oleada migratoria: más de un millón de personas venidas de todas las ex repúblicas soviéticas llegaron al país en busca de un nuevo hogar, trayendo consigo nuevas comidas, así como nuevos ingredientes (entre ellos el cerdo, que hasta entonces era inexistente en la zona).

Los jóvenes israelíes judíos realizan un servicio militar obligatorio de dos o tres años

A esta amalgama de culturas culinarias hay que sumar, además, las limitaciones de quien sigue las reglas kosher -que impiden mezclar carne con leche o comer marisco-, pero también el empeño de quienes quieren que Israel se parezca cada vez más a Europa, se pasan todas estas normas por el arco del Triunfo y ponen la música a todo volumen en los restaurantes: jóvenes obligados a realizar un servicio militar obligatorio (de dos años las chicas, tres los chicos), que recorren mundo después de este -un año de viaje mochilero es la norma-, trayendo de vuelta un espíritu cosmopolita, también en lo culinario, que se pasea orgulloso al lado de la misma tradición que justifica la militarización del país.

La cocina de Israel es, en definitiva, tan diversa y convulsa como su historia.

Guns Jóvenes reclutas israelíes durante una instrucción en mitad de la ciudad vieja de Jerusalén.

Cocina fresca, territorio caliente

Aunque los ultraortodoxos se empeñan en llevar todo el año grandes abrigos, chaleco y sombrero, como una forma de congelar un pasado que nunca va a volver, lo cierto es que en Israel hace mucho calor. Esto fuerza una de las mayores características de su cocina: una mezcla de sabores picantes, salados y dulces, pero que siempre resultan frescos.

Resulta chocante para los que no conocen en profundidad la historia del pueblo hebreo su obsesión por la tradición, una tradición que se han esforzado por conservar a capa y espada durante miles de años de historia y diáspora, y que justifica para muchos su presencia actual en Israel. Es este empeño por demandar su vínculo histórico sobre esta tierra lo que los lleva a realizar enormes esfuerzos arqueológicos para desenterrar el pasado judío de Palestina, pero también lo que empuja a un cocinero como Moshe Basson del restaurante The Eucalyptus, miembro de la ONG Chefs por la Paz, a trabajar solo con alimentos que se nombran en la Biblia.

Hierbas Las hierbas aromáticas tienen una enorme presencia en la cocina israelí.

Se repite la palabra ?tradición? en boca de Assaf Granit, uno de los cocineros más famosos y exitosos de Israel, que cuenta con filiales de su restaurante Machneyuda (situado junto al mercado del mismo nombre en Jerusalén) en París y Londres. Así lo asegura al menos en un encuentro con periodistas en el Museo de Israel. ¿Y cuál es esta tradición? Una que aún hoy se sigue inventando.

?Esta mezcla de culturas, la guerra, y la economía define nuestra cocina?, asegura Granit

?Nos acercamos a la cocina desde la tradición, pero es algo que es difícil de definir?, explica Granit. ?Somos todos judíos emigrantes, que nos mezclamos con los palestinos que vivían aquí. Mi abuela vino de Polonia escapando de la II Guerra Mundial, embarazada de mi padre, al igual que su vecina, una señora de Marruecos. Ambas cocinaban y compartían las recetas. Los viernes se cenaba cuscús en mi casa. Esta mezcla de culturas, la guerra, y la economía define nuestra cocina. Y es una mezcla explosiva?.

Bufalo Assaf Granit, chef del restaurante Machneyuda, tras el encuentro en el museo.

Un edificio, decenas de tradiciones

El padre de Igal Zeevi llegó en 1930 a Palestina desde Uzbekistán. En la II Guerra Mundial luchó junto al ejército británico, después participó en las batallas que llevaron al establecimiento del Estado de Israel. Aquí conoció a la madre de Igal, de origen iraní. Pese a este bagaje familiar, charlamos con él en español, pues estuvo viviendo un año en el madrileño barrio de Hortaleza, donde se echó una novia.

Su historia parece increíble, pero tras pasar una semana en Israel te queda claro que todos sus habitantes tienen relatos similares. De nuevo volvemos a hablar de comida, es imposible no hacerlo junto a Joel Solish, uno de nuestros compañeros de viaje, zampón canadiense de origen askenazi y familia polaca, que lleva tatuado en su brazo derecho el despiece de un cerdo con una estrella de David en el corte correspondiente al jamón.

Ival Igal Zeevi, uno de nuestros compañeros de viaje.

Igal nos cuenta que uno de sus mayores recuerdos de la infancia pertenece a los olores que desprendían las cocinas de su bloque de pisos durante el viernes, cuando las familias de judíos venidos de todas partes del mundo preparaban sus comidas para el Shabbat (durante el que no hay transporte público en todo Israel, y las familias religiosas no cocinan).

Todas estas influencias se mezclan, claro, con los condicionantes climatológicos y económicos del propio territorio: un lugar donde apenas llueve un poco durante dos meses del año y es necesario importar gran parte de los alimentos en barco, pues ningún país vecino quiere hacer negocios con un Estado cuya misma existencia ni siquiera reconocen.

Consciente de su siempre frágil posición, Israel siempre se ha esforzado por tener su propia producción hortofrutícola, la propia de los países mediterráneos, en una lucha incansable (guerras incluidas) contra la sequía.

Restaurante El restaurante Morduch, en Jerusalén, uno de los mejores para probar la cocina de Oriente Medio.

Entre naranjos y misiles

Los primeros colonos judíos que se establecieron en Israel convivían en relativa paz con sus vecinos árabes, y lograron subsistir en un terreno hostil que cambiaron por completo. La agricultura fue decisiva en estos primeros años, cuando las naranjas de Palestina se hicieron conocidas en buena parte de Europa.

Entre 1925 y 1935, el cultivo de naranjas en Palestina aumentó se multiplicó por diez

Como explica Ari Shavit en Mi tierra prometida (un interesantísimo volumen para quien quiera acercarse a la historia de Israel) ya en la década de 1850 se descubrió una nueva variedad de naranja en las arboledas de cítricos de Jaffa, y para 1890 la nueva naranja Shamouti ?grande, ovalada y jugosa? llegaba a la mesa de la reina Victoria. En las primeras décadas del siglo XX las naranjas se hicieron muy populares en Europa y en una década, entre 1925 y 1935, el cultivo de naranjas en Palestina aumentó se multiplicó por diez. Los colonos judíos empezaron a tener una fuente continua de ingresos, y apareció la primera clase media hebrea de Palestina, y con ella las primeras tensiones con la población árabe, que no hicieron más que aumentar con el resultado que todos conocemos.

Naranjas Israel sigue siendo hoy un importante productor de naranjas.

Hoy Israel tiene una excelente producción hortofrutícula que, pese a su elevado coste de producción, permite contar con buenos productos de temporada: tomates, pepinos, pimientos, coliflores, brócoli?

La verdura es de calidad y tiene una enorme presencia en la cocina. De hecho, Tel Aviv es la ciudad con más veganos del mundo. Harel Zakaim, chef del restaurante Sultana, en el que se sirve el que muchos consideran el mejor shawarma vegano del planeta -elaborado con setas y soja-, asegura que el 10% de los habitantes de la ciudad no come productos de origen animal.

Shawarma Harel Zakaim, chef del restaurante Sultana junto a su querida creación, el shawarma vegano.

Las verduras, a diferencia de lo que ocurre en Europa o América, no se limitan a ejercer un papel secundario, como guarnición, sino que ejercen de platos estrella de muchos restaurantes de Tel-Aviv, capital cultural y culinaria del país. El chef Eyal Shani es hoy una celebridad gracias al plato insignia de su restaurante North Abraxas, que imitan ya en numerosos lugares: una coliflor entera asada. Los vegetales son también protagonistas en el restaurante Ha?achim, donde probamos un colinabo asado acompañado de queso de cabra francamente espectacular.

Colinabo Colinabo asado del restaurante Ha'achim, pura mantequilla.

Hoy ya no hay rastro de los primeros naranjos de Israel, que plantó una de las primeras comunidades de judíos europeos, instalada en la nueva población de Petah Tikva, fundada en 1878. Este municipio, a solo unos pocos kilómetros de Tel-Aviv, es hoy un suburbio moderno, con grandes edificios de apartamentos, hoteles y centros comerciales.

Parecería Estados Unidos o Europa, si no fuera por los elevados controles de seguridad y la advertencia de que, si suena una alarma, es necesario acudir a la escalera de emergencia del hotel, el lugar más seguro en el caso de que alguno de los misiles lanzados esta semana por Hamas desde Gaza llegara hasta aquí. Algo improbable, asegura nuestra anfitriona y guía Gabi Landau, pero no imposible. ?Así son nuestros vecinos, les damos electricidad y nos devuelven bombas?, remarca. ?Pero estamos acostumbrados, es nuestra realidad?.

Hummus2 Basta cruzar de calle y entrar en el barrio islámico de Jerusalén para estar de repente en otro mundo completamente distinto.

La fraternal mezcla de sabores e influencias de la cocina de Israel no se corresponde, por desgracia, con la realidad geopolítica de la región, un atolladero cuya solución nadie parece siquiera entrever en el horizonte.

También te recomendamos

El enoturismo no es solo ver paisajes y beber vino: estas rutas por España te sorprenderán

Kebab, döner, shawarma, dürüm, gyros... ¿sabes en qué se diferencian?

Mohammad Ikermawi hace uno de los mejores hummus de Jerusalén, y tiene dos secretos que no conoces para que quede perfecto

-
La noticia La cocina más diversa del mundo en el lugar más convulso de la Historia: así es la gastronomía de Israel fue publicada originalmente en Directo al Paladar por Miguel Ayuso .

Llegir +
Cinco cosas que no deberíamos hacer nunca con una buena conserva

Cinco cosas que no deberíamos hacer nunca con una buena conserva

Hoy os quiero hablar de las latas de conserva, de esas buenas latas de conserva que solemos reservar para ocasiones especiales y que abrimos a la hora del aperitivo o cuando nos apetece una cena a base de picoteo. Analizando cómo solemos consumir habitualmente este producto de calidad gourmet, os quiero contar las cinco cosas que no deberíamos hacer nunca con una buena conserva.

Nos encantan las latas de conserva, en especial las conservas de pescados y mariscos y todos solemos tener algunas en casa. Pero... ¿las utilizamos correctamente? ¿Sabemos cómo sacarles más partido? Nos hemos puesto al habla con Miguel Vega, el Chef ejecutivo de Delgado Selección y nos ha enseñado a disfrutar de verdad con estos productos y además, nos ha explicado con detalle nuestros errores al consumirlas.

Cinco cosas que nunca deberíamos hacer con una buena conserva

No nos engañemos, la calidad tiene un precio y una buena conserva, elaborada artesanalmente con un producto de calidad y con un buen líquido de expedición o gobierno que asegure que nuestra ventresca, las almejas o las sardinillas... vayan a permanecer durante años en perfecto estado, cuesta su dinero.

Almejas Natural Almejas al natural

No estoy hablando de las latas que compramos en oferta en un pack de tres latas - por otra parte idóneas para preparar unas empanadillas de atún tomate y huevo, por ejemplo- sino de esas latas de conserva especiales que abrimos cuando queremos disfrutar o compartir un momento único.

Con este tipo de latas, con las buenas latas de conserva de pescado y marisco, es con las que no podemos cometer algunos errores habituales que os cuento a continuación.

1. Temperatura de servicio sin considerar el tipo de lata

Img 4977

Lo más habitual en la mayoría de nuestras casas, es servir las latas de conserva que tenemos en la despensa, abriéndolas y poniéndolas en el plato. Y no es lo más recomendable. Según nos explicaba el chef de Delgado Selección, muchos de los productos más delicados, agradecen un paso breve por la nevera.

Los berberechos quedan perfectos, tras unos 20 minutos dentro de la nevera y ese golpe de frescor al comerlos se agrede mucho. Igual ocurre con las almejas al natural y otros productos similares. Los mejillones en escabeche ganan delicadeza y sus aromas quedan más sutiles.

Por el contrario, en el caso de las anchoas, es preferible sacarlas de la nevera, donde las tendremos siempre al ser una semiconserva, y esperar a que el aceite en el que vienen se vuelva a licuar. El resto de conservas, ventresca de atún, zamburiñas, chipirones, etc., están bien cuando las servimos a temperatura ambiente.

2. Tirar el líquido de gobierno o de expedición

mejillones y ali oli escabeche Pintxo de patatas y mejillones con alioli de su propio escabeche

Es un error habitual. Abrimos las latas, volcamos su contenido en un plato y nos comemos las tajadas, sin prestar atención al líquido, que muchas veces, termina yéndose por el desagüe o la cisterna. Sin embargo, el líquido de las latas puede ser ideal para dar un toque especial a muchas recetas.

Igual que hicimos con el escabeche de los mejillones para elaborar un delicioso pincho cuya foto tenéis más arriba, usando el escabeche de la lata para aliñar una mayonesa para hacer un falso alioli, -aquí podéis ver la receta-, podemos usar los líquidos de gobierno de las latas para preparar muchos platos originales.

Podemos aromatizar un puré de patata con los líquidos de productos "al natural" o preparar una mayonesa aderezada con líquido de unos berberechos o de una lata de espárragos, o enriquecer un guiso con los líquidos de los calamares en su tinta o en salsa americana, por poner algunos ejemplos.

Liquido Expedicion

Incluso, tal como se ve en el collage, basta con montar el líquido de los mejillones en escabeche batiendolo un poco para conseguir una salsa cremosa con la que cubrirlos en el momento de servirlos. Todas son buenas opciones para aprovechar este líquido. Os lo garantizo, la cosa cambia mucho.

3. Añadir limón a las conservas al natural

Berberechos

Por supuesto, según explicaba el chef Vega a Directo al Paladar, todo es cuestión de gustos, y si uno quiere añadir limón pues puede hacerlo, pero es importante en algunos productos delicados como los que se presentan "al natural" saber qué liquido de expedición llevan y valorarlo, sin añadirle el limón, al menos hasta haber probado ese delicioso brebaje.

Las almejas, berberechos, navajas y zamburiñas, son bivalvos que se sacan de sus conchas tras abrirlos al vapor -hecho con agua de mar y sal-. En ese momento de abrirse o desvalvarse al vapor es cuando toman la sal ya que normalmente absorben mucho líquido en ese proceso. Después, se colocan en las latas, y se rellenan con una infusión que lleva agua mineral dulce, laurel y un poco de zumo de limón.

Después se pasan por el autoclave para cocinarlos y dejarlos libres de impurezas y microorganismos, y dentro de la lata, se produce una liberación del líquido de la cocción - que era vapor de agua de mar y sal añadida- que se mezcla con esa infusión o líquido de relleno o de gobierno, consiguiendo ese delicioso líquido que vemos al abrir las latas. Recuerdo siempre a mi madre bebiéndose el caldo de las latas de berberechos, valorándolo como un manjar...

4. Servir las latas "tal cual" y no dedicar un tiempo a su presentación

Anchoas Con Complementos

Al igual que hemos visto a la hora de aprovechar los líquidos de expedición para dar un toque especial a una lata de conserva, es un pena limitarnos a abrir la lata y volcarla en un plato. Hay muchas posibilidades a la hora de emplatar y complementar un producto de tanta calidad, para sorprender a nuestra familia o invitados.

Durante la charla que tuve con Miguel Vega, pude probar algunas de las conservas de La Brújula, una marca de calidad selecta producida en Galicia, y comprobé cómo con unos cuantos productos habituales, era capaz de transformar unas sardinillas, unos mejillones o unas anchoas en platos llenos de matices y sabores, agregando un poco de cebolla, un pepinillo, una frambuesa o unas patatas paja.

Chipirones Con Trufa Chipirones rellenos pasados por la plancha y rematados con paté de trufa inyectado en el momento

Los únicos productos que tomamos tal como venían de la lata, fueron las almejas al natural y los berberechos, que aunque podrían complementarse con unos picos artesanos o unas regañás de calidad, no necesitan nada para ser una delicia y no los quisimos ni tocar.

Para hacer las anchoas de la foto que tenéis un poco más arriba, el chef ejecutivo de Grupo Delgado Selección, escurrió las anchoas del aceite en que venían y las colocó en un plato, bien separadas. Después añadió aceite de oliva virgen extra de cosecha temprana de este año y comenzó a decorar las anchoas con frambuesa, rábanitos, pepinillos, cebollas encurtidas, granos de granada y rodajas de uvas y de tomates cherry, todo cortado en láminas muy finas. No os imagináis lo rico que puede estar este plato.

5. Tirar una lata cuando supera su fecha de consumo preferente

Caducidad Lata

Existen conservas que tienen una fecha de caducidad muy clara, y que en general no van a durar mucho tiempo. Esto ocurre en especial en las anchoas que son una semiconserva, pero hay otras latas, como las almejas al natural, que mejoran con el tiempo, incluso están en el punto óptimo cuando su fecha de consumo preferente ha llegado o se ha superado.

La calidad de los sistemas de conserva es tal que incluso se han encontrado conservas tras un naufragio o en lugares abandonados o recónditos y aunque hubieran pasado 15 o 20 años, estaban en perfecto estado a los efectos de ser un alimento sano, pese a que lógicamente hubieran perdido propiedades organolépticas o sus alimentos hubieran cambiado su textura.

Otros productos no ganan ni pierden con el tiempo como el caso del atún en tronco ya sea en aceite o al natural, por lo que se pueden guardar sin problema. También hay otros productos que es mejor consumirlos en el primer año de su envasado, como berberechos, chipirones o navajas ya que pasado el año, su curva de calidad comienza a descender.

Otros apuntes sobre las conservas de pescado

Sardinillas

Pocos pescados hay más frescos que los que se utilizan para la elaboración de las conservas artesanas. El pescado, según llega a la lonja y se compra, se eviscera y se envasa inmediatamente, gracias a la labor de las artesanas que lo preparan, por lo que al comer una conserva de pescado, una sardina, una ventresca o unas zamburiñas o volandeiras, sabemos que estamos comiendo un producto sano y capturado y envasado en su momento óptimo.

Dado el alto contenido en calcio de las almejas o de hierro en los berberechos, y la conveniencia en tomar dos o tres raciones de pescado a la semana según prescribe la dieta mediterránea, las conservas pueden ser una forma comodísima de tomar al menos una de esas raciones semanales, disfrutando de su calidad.

Más información | Delgado Selección
Imagen portada | Pixabay.com

También te recomendamos

El enoturismo no es solo ver paisajes y beber vino: estas rutas por España te sorprenderán

Turrón blando de mejillones y atún claro. Receta

Salmón en croûte. Receta de Navidad

-
La noticia Cinco cosas que no deberíamos hacer nunca con una buena conserva fue publicada originalmente en Directo al Paladar por Pakus .

Llegir +
Black Friday 2018: las mejores ofertas en menaje, electrodomésticos y soluciones de cocina en Amazon

Black Friday 2018: las mejores ofertas en menaje, electrodomésticos y soluciones de cocina en Amazon

Aunque el Black Friday se celebra el próximo viernes, siempre el día después de Acción de Gracias, muchos comercios están adelantando las ofertas del que se ha convertido ya en uno de los mayores días de compras del año. Entre ellos está, lógicamente, Amazon, el gigante del comercio electrónico responsable de que la efeméride sea cada vez más popular en España.

Para que podáis aprovechar las mejores ofertas, os traemos esta recopilación de robots de cocina, menaje y electrodomésticos para aprovechar al máximo los descuentos, que iremos actualizando progresivamente con todos los productos rebajados que vayan saliendo a la venta.

Crock-Pot de 3,5 L

Crock Pot

Un descuento del 57% para la olla de cocción lenta más popular, que pasa de costar 69,90 euros a 29,99. Las ollas de cocción lenta son muy populares en Estados Unidos, pero desde hace unos años están llegando a España y, la verdad, son un gran invento. Ideales para hacer estofados y legumbres (y en general toda preparación que requiera un largo cocinado), se puede dejar funcionando por la noche para encontrarnos por la mañana un guiso de categoría.

Cafetera espresso Cecotec

Cafetera Cecotec

Esta máquina para hacer café espresso se puede adquirir hoy por solo 59,99 euros, frente a los 99,89 euros que cuesta habitualmente. Tiene una bomba de presión de 20 bares y 850 W de potencia.

Batidoras AEG y Braun

Minimpimer

Descuento del 41% para para la última versión de la mítica Minipimer de Braun, con 1000 W de potencia. Viene acompañada de una batidora de vaso, una minipicadora, unas varillas y un vaso medidor. Se queda en solo 89 euros.

Más rebajada aún encontramos la batidora de AEG, que incluye también barillas, picadora y vaso medidor. Aunque solo tiene 700 W de potencia, cuesta menos: 54,99 euros.

Set de sartenes BRA

Sartenes

Lote de sartenes de la conocida marca BRA de 18, 22 y 26 centímetros. Son de aluminio fundido con antiadherente, sin PFOA. La rebaja es del 54 % y te las puedes llevar por solo 52,99 euros.

Amazon Echo

Echo Spot

Aunque el asistente de voz de Amazon no es estrictamente un electrodoméstico de cocina, lo incluimos en la lista pues, desde su lanzamiento, se puede descargar para el mismo la skill de Directo al Paladar y Nestlé, que te permite acceder con comandos de voz a más de 800 de nuestras recetas. Todos los modelos de Echo están rebajados durante la semana del Black Friday: Echo dot, el más básico, a 34,99 euros, el Echo normal a 59,99 euros, el Echo spot, la versión con pantalla, a 99,99 euros, y el Echo plus, que ofrece el sonido de mayor calidad y un controlador de Hogar digital integrado, por 119,99 euros.

Freidora Taurus

Freidora

Freidora con tres litros de capacidad, cuerpo y cubeta en acero inoxidable, sistema de filtrado del aceite y 2100 W de potencia. Una buena oportunidad para renovar la freidora de casa, por solo 45 euros, frente a los 84,99 que costaba anteriormente.

Batidoras de vaso

Batidoras Vaspo

Solo durante el 20 de noviembre hay descuentos importantes en un conjunto de batidoras de vaso de diversas marcas.

¿Más ofertas?

También puede encontrar otras ofertas interesantes de salud y bienestar, bricolaje, coche y motor, tecnología, etc aquí:

Xataka
Vitónica
Motorpasión

Así como a nuestros compañeros de Compradicción. Puedes ver todas las gangas que publican en Twitter y Facebook, e incluso suscribirte a sus avisos vía Telegram.

También te recomendamos

Amazon Prime Day 2018: las mejores ofertas en menaje, electrodomésticos y soluciones de cocina

No te pierdas las mejores ofertas del Black Friday 2015 para tu cocina

El enoturismo no es solo ver paisajes y beber vino: estas rutas por España te sorprenderán

-
La noticia Black Friday 2018: las mejores ofertas en menaje, electrodomésticos y soluciones de cocina en Amazon fue publicada originalmente en Directo al Paladar por Miguel Ayuso .

Llegir +
Pimientos rellenos de carne, mi receta preferida para alegrar una reunión familiar

Pimientos rellenos de carne, mi receta preferida para alegrar una reunión familiar

Hoy vamos a preparar unos pimientos rellenos de carne picada, una receta deliciosa, ideal como segundo plato o perfecta para la hora de la cena. Además, se puede utilizar también para un picoteo, ofreciendo a cada comensal un pimiento, seguido de otros aperitivos que nos gusten.

Los he hecho con carne picada de ternera, pero podéis hacerlos también variando la carne del relleno, por ejemplo mezclando ternera y cerdo, añadiendo jamón, usando muslos de pollo desmenuzado, etc, para que queden a vuestro gusto y los utilicéis para dar salida a sobras que tengáis en la nevera. Aquí no se tira nada, ya sabéis.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Pimientos del piquillo 8
  • Carne picada 400 g
  • Cebolla 1
  • Nata líquida para cocinar 50 ml
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Harina de trigo una cucharilla de postre

Cómo hacer pimientos rellenos de carne

Dificultad: Media
  • Tiempo total 35 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 15 m

Con unos buenos pimientos del piquillo de lata, y un buen relleno, con esta receta todos se van a chupar los dedos. Picamos la cebolla en brunoise y la pochamos a fuego lento. Agregamos la carne picada y la sofreímos.

Cuando empiece a cambiar de color, agregamos una pizca de harina y un poco del líquido de la lata de pimientos, ligando así el relleno tras remover un poco. Rellenamos con cuidado los pimientos con una cuchara y los vamos colocando en una fuente de barro apta para el horno.

Con los pimientos que se rompan, -dos o tres son suficientes- y la nata líquida, preparamos una salsa con la batidora y la usamos para cubrir los pimientos antes de meterlos en el horno. Guardamos un poco de la salsa para servir por encima después de hornear.

Horneamos los pimientos rellenos de carne durante 15 minutos a 180º y si queremos podemos optar por dar un toque de gratinado para que tengan mejor presentación. Llevamos a la mesa y nos sentamos para recibir cómodamente las alabanzas de los comensales.

Pimientos Rellenos Carne Pasos

Con qué acompañar los pimientos rellenos de carne

La receta de pimientos rellenos de carne es un estupendo segundo plato. Como lo normal es que uséis pan para rebañar la salsa, os recomiendo empezar con una receta ligera como entrante, por ejemplo una estupenda crema de hongos casera, que siempre cae bien al estómago.

También te recomendamos

El enoturismo no es solo ver paisajes y beber vino: estas rutas por España te sorprenderán

Gambones al horno: receta económica para disfrutar del marisco

Paleta de cerdo asada, su pulled pork y su gelatina, la receta de carne al horno ideal para celebraciones

-
La noticia Pimientos rellenos de carne, mi receta preferida para alegrar una reunión familiar fue publicada originalmente en Directo al Paladar por Pakus .

Llegir +
 
JORDI ALEMANY BONAST...
GELIDA
 
ARVICARETEY, SL
SANT SADURNI D'ANOIA
  TORRES PRUNERA, S.L.
TORRES PRUNERA, S.L.
VILAFRANCA DEL PDES.